Oración de la semana (16 de julio del 2018)

Oración de la semana (16 de julio del 2018)

Gracias padre por este nuevo día. Gracias por este nuevo despertar que nos regalas con sabor a ti. Gracias por cada oportunidad que nos regalas para disfrutarla y aprovecharla. Hoy reconocemos que cuando nuestras fuerzas fallan empiezan a obrar tus fuerzas, por más que nos muestres tu misericordia y tu amor la mayoría de las veces nos enfocamos en hacer nuestra voluntad y no la tuya.

Padre perdona el cansancio que muchas veces nos agobia, la duda y la desconfianza ante situaciones adversas, sin darnos cuenta que cuando hay cosas que se levantan es porque viene un mayor peso de gloria.

Cuando hablamos de ti a través del rescate de la familia nos enfrentamos muchos obstáculos, porque es la familia la base de una sociedad. Cuando hablamos de familias sanas debemos empezar por tener sano el corazón, el corazón de cada uno de los que hacen la pareja. Debemos estar encaminados en la misma dirección, bajamos la misma visión cuyo principio y fin sea el amor.

Cada paso que damos como padres contribuyen a cada pisada que darán nuestros hijos, es por ello, que debemos preservarlos y guiarlos de la mejor manera posible con el objetivo de dejar una huella de amor imborrable en sus vidas. Por ende, en la vida de los que llegan a nosotros.

Hay personas que destruyen en vez de construir, cuando observas madres o padres que restan para ver a sus hijos fracasar te das cuenta que no es la conducta propia de unos guías, es simplemente la ausencia de luz en el corazón por falta de amor propio y por falta de amor hacia otros.

Que ninguna circunstancia te detenga, vivamos con la determinación de sentir, de crear y de brillar. Que cada caída se vuelva un impulso para elevarnos a otra dimensión, aunque otros hagan el mal encargarte de sumar para el bien. Dios y la vida siempre premiarán la obediencia. Cuando otros te maldigan, bendice. Cuando otros te odien, tú ámalos. Cuando otros te pisen levántate, tu eres el único dueño y constructor de tu destino.

Gracias Padre por enseñarnos que con tus hijos nadie se mete que así como le abriste el mar a Moisés para que avanzara, así abrirás mares en cada uno de nosotros quienes confiamos en tu bendita y soberana voluntad. Te amamos y te damos gracias por ser el amor perfecto.

Feliz Semana. Dios los Bendiga Grandemente

Nayanci Castillo
Nayanci Castillo
Escritora/ Conferencista. Mujer, Esposa y Madre. Enamorada de Mi Familia.

Déjame tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.